Bienvenidos al blog

Nueva ola de contagios – Como mantener tu casa sin COVID

Existe una preocupación generalizada respecto del cuidado de la familia en tiempos de COVID.

Si bien las vacunas han sido un gran aliado para evitar casos graves de la enfermedad provocada por este virus, no es posible evitar el contagio en espacios cerrados.

Este virus que mantiene al mundo en un estado de alerta constante nos ha permitido entender que debemos estar más atentos a nuestro cuidado personal (lavado de manos, uso de cubrebocas, distancia social) y entender la responsabilidad de no contagiar a familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc.

Hay varias maneras de lograr que los espacios se mantengan limpios y libres de aerosoles potencialmente portadores de virus y bacterias.

El método más simple y accesible es la ventilación natural que permite renovar el aire contaminado por aire del exterior más limpio.

Por otro lado, los desinfectantes en aerosol o líquidos para limpiar las superficies  parecen otro recurso eficaz para reducir los microorganismos en ambientes de mayor riesgo como por ejemplo baños y cocina. Sin embargo, al usar con una alta frecuencia estos elementos de limpieza también estamos expuestos a desarrollar otras enfermedades respiratorias como alergias o asma, por la prolongada exposición a los compuestos químicos que quedan en el aire.

Es importante lograr una limpieza eficaz que, a su vez, no resulte una amenaza para nuestra salud.

Cuando en el hogar no hay personas infectadas, los métodos habituales de higiene personal y de los espacios comunes son una herramienta útil para mantenernos sanos.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer cuando sospechamos o confirmamos que alguien de nuestra familia tiene COVID?

En primer lugar, es importante que esa persona permanezca aislada. En este caso los recursos de siempre no suelen ser tan eficaces para la prevención del contagio del resto de la familia.

Por ejemplo, el uso de la ventilación natural puede implicar que los aerosoles que portan el virus (que pueden permanecer suspendidos en el aire por más de 6 horas) lleguen rápidamente a la nariz y boca de alguien que se encuentra a más de dos metros de distancia.

Por otro lado, las personas infectadas al hablar, toser, estornudar e incluso respirar elevan drásticamente la carga viral en suspensión, la cuál es cada vez mayor con el paso de los días llegando a cada rincón de la casa. Si no existe un elemento eficaz de filtrado de esas partículas en suspensión, la propagación del virus es prácticamente inevitable.

El uso de cubrebocas dentro del hogar también funciona como una barrera frente a los aerosoles, sin embargo, la exposición prolongada  (más de 6 horas) disminuye notablemente la impermeabilidad de los barbijos, incluso si son N95.

Lo cierto es que el método más eficaz comprobado para garantizar que los espacios queden totalmente desinfectados durante las 24 horas es el uso de purificadores de aire y superficies.

Los purificadores Ecoviox trabajan filtrando el aire del ambiente y eliminando los residuos de virus y bacterias atrapados para que no se formen colonias.

Tambien cuentan con un ionizador negativo que atrae las partículas con carga positiva precipitándolas al suelo y dañando su capacidad infecciosa.

Para eliminar cualquier microorganismo alojado en las superficies es posible iniciar el proceso de ozonización (sin presencia de personas o animales en el ambiente) que es gas desinfectante más eficaz que existe, capaz de eliminar todo tipo de partículas de los muebles, sábanas, alfombras, teclados de computadora, picaportes, cortinas, tapizados y cualquier superficie de difícil acceso.

Los purificadores Ecoviox fueron testeados y certificados para eliminar el COVID-19 del aire y las superficies. Te ayudan a estar protegido frente a la nueva ola de contagios.

Ecoviox es la mejor opción para que vos y tu familia se sientan tranquilos siempre.

Sabemos cómo cuidarte

Abrir chat
¿Quieres saber más?